Sphynx, los gatos sin pelo

El gato sphynx o esfinge se desarrolló en Estados Unidos a finales de los años 70, y actualmente la raza sigue ganando fanáticos alrededor de todo el mundo.

Tiene un cuerpo largo, delgado y musculoso, de forma tubular con patas largas y delgadas, pies pequeños y una cabeza bastante pequeña en proporción a su cuerpo.

La cola es larga, delgada y dura. El cuello del gato es bastante largo y la cabeza es algo más larga que ancha. Las orejas parecen excesivamente grandes en proporción a el resto del cuerpo del gato, son anchas en la base y de punta redondeada. Tiene los ojos hundidos y desviados.

Los colores admitidos varían en función de la asociación felina. En Estados Unidos solo la reconoce la International Cat Asociation.

Tienen la piel cubierta de una capa de vello muy fino, que es casi imperceptible a la vista o al tacto.

sphynx